Ago

19

Bruxismo

Enviado por Iñigo Junquera

El bruxísmo es un problema muy frecuente en nuestros días ya que esta intimaménte relaccionádo con las tensiones psico-emocionales que tanto sufrimos en la socciedad “civilizada”

La persona bruxísta aprieta los dientes o mandíbula por la noche haciéndolos incluso rechinar, de forma que mucha gente llega a desgastarse considerablemente los dientes e incluso provocarse roturas dentales.

Pueden además, darse importantes problemas en las articulaciones temporo – mandibulares dada la gran presión que sufren estas que se verán agravadas si existe además un desequilibrio en el apoyo y movilidad de astas articulaciones de forma que una de ellas carga más.

El tratamiento ofrecido por la medicina y la odontología clásicas es tan simple y superficial como la colocación de una férula de descarga (para que se desgaste esta en vez de los dientes así como los consabidos tranquilizantes y ansiolíticos tipo orfidal.

La persona bruxísta puede ademas frecuentemente, apretar los dientes durante el día de forma mas o menos inconsciente.

Pero el bruxísmo siempre esconde la “sujeción” de tensiones emocionales (habitualmente rabia) y solo tomando consciencia primero, de que se está apretando y luego, de que es lo que se sujeta, se podrá poner remedio a esta situación.

La técnica propuesta en nuestro centro para el tratamiento de este problema es la diafreoterapia con apoyo de la fitoterapia.

Dejanos un comentario